Dios y el Matrimonio

Compartir

 Dios y el Matrimonio

matrimonio

Bienvenidos al sitio web en este articulo hablaremos del matrimonio espero que todas estas enseñanzas te sea de mucha ayuda, así que te invito que veas todo el contenido.

realmente anhelo con todo mi corazón que todo matrimonio comprenda lo sagrado y significativo que es el pacto realizado delante de Dios, un pacto inquebrantable e inmutable ante los ojos de Dios.

De esta manera, los que se casan ya no viven como dos personas separadas, sino como si fueran una sola. Por tanto, si Dios ha unido a un hombre y a una mujer, nadie debe separarlos. Mateo 19:6 (Traducción Lenguaje Actual).

Muchas personas asumen el matrimonio de una manera netamente legalista; es decir, piensan que sólo los une un papel, un contrato y que tienen autoridad de romperlo cuando sientan que ya no hay amor o deseos de seguir unidos a su pareja.

Primero que todo hay que aclarar algo, debemos recordar que el amor no es un sentimiento, es una decisión, no sentimos amar, decidimos amar; por lo tanto, un matrimonio no se basa en los sentimientos sino en las buenas decisiones que se toman cada día para fortalecer y alimentar la relación. Si viviéramos de sentimientos estaríamos perdidos. Cuando se asume un compromiso debe ser respetado y valorado, y precisamente para Dios el matrimonio es un compromiso ineludible e irrevocable, como lo debe ser para nosotros también.

 

Génesis 2:18; 21-24 “Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; e haré ayuda idónea para él.(21) Entonces Jehová Dios hizo caer sueño profundo sobre Adán, y mientras éste dormía, tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar.(22)Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre.(23) Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada várona, porque del varón fue tomada.(24) Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, 

Donde se Origino el Matrimonio

el matrimonio es un estado honroso instituido y establecido por nuestro Dios, en el huerto del Edén, con la primer pareja humana, que fueron Adán y Eva. Conforme a la palabra de nuestro Dios, la naturaleza del matrimonio es la unión de una pareja entre un hombre y mujer por toda la vida que Dios les dé en éste mundo.

Mateo:19:6,8-9 “Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre

Romanos 7:2-3 “porque la mujer casada está sujeta por la ley al marido mientras éste vive; pero si el marido muere, ella queda libre de la ley del marido.(3) Así que, si en vida del marido se uniere a otro varón, será llamada adúltera; pero si su marido muriere, es libre de esa ley, de tal manera que si se uniere a otro marido, no será adúltera.”

La Pureza en el Matrimonio

Conforme a la voluntad de nuestro Dios, los matrimonios deben de mantener una relación pura, limpia y honrosa, sin caer en degeneraciones o inmoralidades de carácter sexual o moral, manteniendo su relación en santidad delante de Dios.

Hebreos 13:4 “Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios.”

1 Tesalonicenses 4:3-5 “Pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación; (4) que cada uno de vosotros sepa tener su propia esposa en santidad y honor; (5)no en pasión de concupiscencia, como los gentiles que no conocen a Dios.”

 Propósitos del Matrimonio

A) Un propósito fundamental del matrimonio es, el compañerismo, apoyo y consuelo, que los esposos deben tributarse el uno al otro, mientras vivan los dos. Dice en Génesis 2:18 “Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él.” Proverbios 18:22 “El que halla esposa halla el bien, y alcanza la benevolencia de Jehová.”

B) Otro propósito fundamental del matrimonio, es inspirar la alegría y el amor mutuo, en la pareja, su familia y sus prójimos. Proverbios5:18-19 “Sea bendito tu manantial, y alégrate con la mujer de tu juventud.(19) Como cierva amada y graciosa gacela. Sus caricias te satisfagan en todo tiempo, y en su amor recréate siempre.”

C) Otro propósito fundamental, es que los hijos que nuestro Dios concede a los matrimonios, sean criados en Santidad, porque son herencia del Señor, y ellos van a continuar la obra evangelista de nuestro Dios, y deberán ser ejemplo para el mundo, de la obra redentora de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.Salmo 127:3-5 “He aquí, herencia de Jehová son los hijos; cosa de estima el fruto del vientre.(4) Como saetas en mano del valiente, así son los hijos habidos en la juventud.(5) bienaventurado el hombre que llenó su aljaba de ellos; no será avergonzado cuando hablare con los enemigos en la puerta.” No podemos dejar de citar lo que dice la Biblia en Proverbios 22:6 “Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.”

D) Por último podemos decir que el otro propósito fundamental del matrimonio, es para prevenir o evitar la inmoralidad en los seres humanos. Dice en 1 Corintios 7:2, “Pero a causa de las fornicaciones, cada uno tenga su propia mujer, y cada una tenga su propio marido.”

Obligaciones del Matrimonio

Dios encomienda ciertas obligaciones a ambos cónyuges dentro del matrimonio, para que de ésta manera, funcione la vida matrimonial en perfecta paz, y llena de bendiciones de todo tipo, tanto espirituales como materiales.

1.- Obligaciones del Marido

1.1.- Los maridos deben amar, respetar y cuidar a sus esposas como nos lo enseña la Biblia en Efesios 5:25-28 “Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a si mismo por ella.(26) Para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra,(27) a fin de presentársela a si mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha.(28) Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, así mismo se ama.

1.2.- Los maridos deben de ser responsables del mantenimiento material y económico de su esposa y de sus hijos, esforzándose con la ayuda de Dios en proporcionar a su familia todos los bienes económicos necesarios, para su mantenimiento en general como: alimento, ropa, casa, estudios etc. conforme a las bendiciones que Dios le dé. Dice en 1 de Timoteo 5:8 “Porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo.”

2.- Obligaciones de las Esposas

2.1.- Las esposas deben de amar, respetar y estar sujetas a sus maridos, obedeciéndolos en todo lo que es bueno y que no vaya en contra de la sana doctrina del evangelio. Deben de ser buenas administradoras de su casa, prudentes, castas, cuidadosas de su hogar y de sus hijos. Dice en Tito 2:3-5 “Las ancianas asimismo sean reverentes en su porte; no calumniadoras, no esclavas del vino, maestras del bien; (4) que enseñen a las mujeres jóvenes a amar a sus maridos y a sus hijos, (5) a ser prudentes, castas, cuidadosas de su casa, buenas, sujetas a sus maridos, para que la palabra de Dios no sea blasfemada.”

LA BIBLIA NOS ENSEÑA QUE LA AUTORIDAD Y RESPONSABILIDAD PRINCIPAL EN EL HOGAR FAMILIAR, DIOS SE LA A CONFERIDO A LOS ESPOSOS.

1.- Dice en Efesios 5:22-24 “Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor; (23) porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo y el es su Salvador. (24) Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo.”

2.- También dice en 1 de Pedro 3: “Vosotros maridos, igualmente vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y cómo a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo.”

POR ULTIMO PODEMOS VER LA OBLIGACIÓN CONYUGAL ÍNTIMA EN TODO MATRIMONIO.

1 de Corintios 7:3-5 “El marido cumpla con la mujer el deber conyugal, y asimismo la mujer con el marido. (4) La mujer no tiene potestad sobre su propio cuerpo, sino el marido; ni tampoco tiene el marido potestad sobre su propio cuerpo, sino la mujer.(5) No os neguéis el uno al otro, a no ser por algún tiempo de mutuo consentimiento, para ocuparos sosegadamente en la oración; y volver a juntaros en uno, para que no os tiente Satanás a causa de vuestra incontinencia.”

CONCLUSIÓN:

Si realmente nos comprometemos a vivir conforme a la palabra de Dios, traerá  como consecuencia, gran felicidad y gran prosperidad de todo tipo, espiritual, física y material. Pero si no vivimos conforma al mandamiento de Dios traerá como consecuencia miseria, aflicción y gran sufrimiento a toda la familia.

Vivamos nuestros matrimonios conforme a la palabra de Dios, y tendremos familias fuertes, esposas amorosas y fieles a Dios en todo y a nosotros también; tendremos hijos cariñosos, respetuosos, responsables y sobre todo excelentes Cristianos.

Espero te aporte valor este articulo recuerda dejarme tu comentario así mismo te agradecería que compartas este artículo en twitter, Facebook y google plus hay muchas personas así como tu necesitan saber recuerda que el conocimiento es para todos.

Finalmente, te invito que visites mi canal de YouTube donde encontrarás cientos de tutoriales relacionados al marketing online, tecnología y temas educativos, clic aquí para acceder

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *